Mi experiencia en PDP14

Después de un año de trabajo, de mucho aprendizaje y de experiencias nuevas, vuelvo al blog. Y en esta oportunidad traigo conmigo parte de lo que este año lectivo ha dejado en mí: el resumen de lo aprendido en el Programa de Desarrollo Profesional de Edinumen, o lo que es lo mismo, #PDP14.
Este curso en línea para profesores de ELE se ha desarrollado a lo largo de 7 módulos, y ha contado con la participación de profesionales españoles y extranjeros. Nosotros, los profesores-alumnos, también seguimos el curso desde distintas partes del mundo, cada uno a su ritmo. En mi caso, elegí la rama del curso orientada a las clases de español para niños, y a continuación les dejo el resumen de lo que ha sido esta aventura, mi diario de aprendizaje.


Módulo 1: Aprendizaje comunicativo experiencial

En el primer módulo contamos con los conocimientos de la profesora Analí Fernández Corbacho, quien nos habló del aprendizaje comunicativo experiencial y de la importancia de la dimensión afectiva en el proceso de aprendizaje. Es importante que los alumnos comprendan para qué aprenden, para qué les va a servir aquello que queremos transmitirles, y que de esa manera puedan vivir el proceso de aprendizaje como un proceso en el que todos nos involucramos, también afectivamente. Según Analí Fernández, se debe crear un lazo afectivo entre el profesor como facilitador, como guía (nunca como líder) y el alumno, quien valorará el interés del docente en su evolución, y devolverá esa energía positiva en forma de interés por aquello que se le quiera enseñar.
Una de las actividades de este módulo consistió en la creación de una nube de palabras que representara este modelo de aprendizaje. Ésta fue la mía:

Mi nube para un aprendizaje comunicativo experiencial


Además, durante este primer mes de curso pudimos conseguir las primeras insignias: en mi caso las de “Profesor tuitero” y “Profe experiencial”. 




Módulo 2: El uso de las imágenes en la clase de ELE

Durante este módulo aprendimos cómo sacarle todo el jugo a la imagen de la mano del profesor Ben Goldstein. Teniendo en cuenta que en nuestro día a día la imagen tiene cada vez más protagonismo, no podemos darnos el lujo de olvidarla como recurso para nuestras clases. Lo que me ha parecido más importante: utilizar la imagen más allá de las fotografías o lo vídeos, utilizarla como elemento motivador a través de la “visualización positiva”. No dejar de lado la imaginación de nuestros alumnos como un poderoso recurso para el aprendizaje.
También se habló durante este módulo sobre la importancia de alfabetización visual: la capacidad del alumno de describir, interpretar las imágenes, y crear sus propias imágenes como respuesta. Ha sido un módulo realmente interesante, y un placer contar con la ayuda del profesor Goldstein. Al finalizar, conseguí la insignia “Maestro de la imagen”.



Módulo 3: La motivación

Si hay un tema recurrente en los cursos para profesores de ELE es el de la motivación. Nos preguntamos qué es, de dónde viene, cómo generarla, y qué la ahuyenta. Y si trabajamos con niños (tímidos), más. En este módulo contamos con la ayuda de las profesoras Jane Arnold y Carmen Fonseca. Nos hablaron de la importancia de medir los tiempos en clase, de trabajar las inteligencias múltiples, y de fomentar la conexión social entre los alumnos.
Y cómo no, siempre se resalta el factor emocional, clave en la enseñanza y la motivación de los estudiantes. Que nuestros alumnos sientan que son capaces de aprender también depende de nuestra actitud en el aula: las sonrisas, mirar directamente a los ojos, interesarnos por ellos como personas (y no solo como estudiantes de español), etc. Me quedo con una frase que se dijo en el encuentro en vivo, y me parece un buen resumen de este módulo: “La atención, como el amor, no se pide. Se gana”.
Al finalizar el Módulo 3, recibimos la insignia “Motivador nato”:



Módulo 4: Cultura comunicativa para una enseñanza comunicativa y experiencial

Fernando Trujillo y José Manuel Foncubierta nos guiaron a lo largo de este módulo y, de alguna manera, diseccionar el elemento cultural en clase, otro de los temas que generan más interés en el ámbito de la enseñanza de ELE. Fernando Trujillo nos dejó un excelente consejo: no aferrarse a ninguna identidad parcial, sino entender que tenemos una identidad pluricultural compleja. No solo soy profe de español, también (en mi caso) soy mujer, porteña, inmigrante, estudiante, etc.
José Manuel Foncubierta nos habla de la cultura como un set de significaciones compartidas que, al ser reconocido por el otro, permitirá que quien me oiga presuponga lo que yo quiero decir. Esto puede motivar a nuestros alumnos a ver nuestra cultura como una fuente de conocimientos, esa llave que les permitirá entendernos mejor a la hora de hablar español.

Durante este módulo se generó una actividad muy linda en Twitter, en la que los profesores podíamos compartir vídeos que trabajaran el elemento cultural. Si quieren verlos, pueden buscarlos con la etiqueta #CulturaPDP. Aquí comparto uno de los vídeos con los que participé en esta actividad:

Entre todos los participantes, se sorteó el libro “Perspectivas interculturales en el aprendizaje de idiomas” (Michael Briam y Michael Fleming), y quién lo diría, ¡resulté ser la ganadora! De este modo, conseguí las insignias: "Participación febrero" y "Culturizador", y por si fuera poco, mi biblioteca pudo seguir creciendo gracias al sorteo :)





Módulo 5: Gamificación y flipped learning

Este módulo concentró dos de los temas más interesantes y desconocidos para mí. Los profesores que nos ayudaron a entender las claves de la gamificación y el aprendizaje inverso fueron Fernando Trujillo y Chema Rodríguez.
Una vez más el fantasma de la motivación sobrevoló el módulo cuando se habló de la gamificación. Como explica Fernando Trujillo, la gamificación lleva a la motivación y ésta al aprendizaje. Con respecto a este método, me quedo con dos ideas fundamentales: en primer lugar, no hay que confundir la gamificación con el simple uso de juegos en el aula. Gamificar supone utilizar los elementos característicos del juego en el proceso de aprendizaje. Y en segundo lugar, el mayor potencial de la gamificación es que se basa en el aprendizaje activo (el alumno se implica mediante juegos de rol, proyectos meticulosamente diseñados, etc.).
Por su parte, el flipped learning se basa en utilizar las nuevas tecnologías para aprovechar al máximo el tiempo, tanto fuera como dentro del aula. Este sistema fomenta el trabajo autónomo del alumno y exige al profesor más tiempo de preparación. Como bien nos aconseja Chema Rodríguez, no es un sistema que debamos utilizar siempre, ni para todos los niveles. Como profesores tenemos que plantearnos cuáles son las destrezas que queremos trabajar fuera del aula, cuales son los medios tecnológicos que los alumnos tienen a su disposición, etc. Y por supuesto, como advierte Trujillo, no olvidar que éste sistema de enseñanza se aprovecha del tiempo libre de los estudiantes. Tendremos que ser cuidadosos con el tiempo a la hora de preparar los materiales y/o actividades.

La insignia recibida al finalizar el módulo 5: Magister Ludi



Módulo 6: La hora de la gramática

El módulo 6 ha sido, sin duda, el más complejo a la hora de plasmar la teoría en actividades prácticas. Esto se notó en la participación en los foros, al menos en la sección “niños”, donde nos preguntábamos qué estaba pasando, dónde estaba la gente, y si lo que estábamos haciendo era realmente lo que nos pedían.
Los profesores encargados del módulo “La gramática en la enseñanza de ELE” fueron Robert DeKeyser y Goretti Prieto. Ambos profesores coinciden en la importancia de darle tiempo a las explicaciones gramaticales durante la clase, cada uno según su punto de vista.
Robert DeKeyser nos aconseja evitar la sobrecarga en el trabajo del alumno a la hora de enseñar gramática. Para ello podemos echar mano de los colores, distintas tipografías, cuadros, es decir: usar todos aquellos elementos que nuestra creatividad considere útiles para facilitar la comprensión del alumno. Parecen detalles muy simples, pero en la práctica son los que funcionan. La experiencia de profesores como DeKeyser lo demuestra.
Goretti Prieto se centró en una idea: generar el momento de atención en el alumno y aprovecharlo al máximo. En ese momento los alumnos están más receptivos, y es entonces cuando podemos dar una nueva explicación, iniciar una actividad, etc. Asimismo, aconseja crear situaciones que llamen la atención del alumno sobre aquellos elementos que naturalmente no van a llamar su atención. De esta manera, podemos hacer que sea más consciente de sus errores, y mejore en su proceso de aprendizaje.

Con esfuerzo, conseguimos la insignia “Mentor Grammaticalis” ;)



Módulo 7: Implicar a los alumnos en las tareas de interacción oral

El último módulo estuvo a cargo de la profesora Rose Potter. Personalmente, tengo que decir que me ha encantado cómo ha expuesto su tema, tanto en el podcast como en el vídeo.
Rose Potter nos habló de la clase colaborativa como el medio ambiente natural en el que los alumnos tomarán la confianza necesaria para expresarse.  Por eso es importante crear una comunidad de aprendizaje, generar en el alumno ese sentimiento de pertenencia.
Inevitablemente, terminamos hablando de la motivación, y una vez más, en los foros se repetía la pregunta “¿Cómo motivamos a nuestros alumnos?”. En relación con esto, me quedo con la recomendación de Rose Potter sobre cómo motivar a los alumnos más aventajados de la clase (esto me llamó mucho la atención, ya que siempre se habla sobre cómo motivar a los niños que no quieren participar en clase, o a aquellos que son muy tímidos): “Si quieres aprender algo, enséñalo”. Lo que nos quiere decir es que cuando explicamos algo a alguien (en este caso, cuando el alumno aventajado ayuda a los demás, o explica algo al alumno que no ha entendido) recordaremos el 90%, mientras que si solamente leemos una información, podremos retener solo el 10%.
La insignia conseguida en el último módulo fue “Facilitador”.  



Y llegamos al final

Después de tantos meses, llegamos al final del curso. Ha sido una experiencia distinta, enriquecedora, divertida y muy positiva. Es un lujo tener al alcance de la mano los conocimientos de tantos profesores, de distintas partes del mundo y con tantos años de experiencia. También tengo una pequeña observación que hacer: entiendo que este curso se basa en el aprendizaje colaborativo pero, sinceramente, eché de menos alguna devolución del equipo docente sobre las propuestas de trabajo vertidas en los foros.
Desde luego, no sé si habrá un PDP15, pero si lo hubiera lo recomiendo a todos aquellos profesores que deseen actualizar sus conocimientos. Solamente me queda agradecer a Edinumen por hacer posible la formación continua de los profesores de ELE, al “maestro de ceremonias” José Manuel Foncubierta por su trabajo y su ayuda a lo largo del curso, a todos los profesores que diseñaron cada uno de los módulos, y también a todos los profesores-compañeros que participaron en los foros y fueron tan generosos al compartir sus experiencias y conocimientos.
Ojalá nos veamos pronto en un nuevo curso. ¡Hasta la próxima, pedeperos!

Comentarios

  1. Gracias por el blog.soy Javier arte wordpress

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡De nada, Javier! Gracias por pasarte por aquí. :) Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tres años después.

Una actividad para el Día de la Mujer llega desde Chile

El yeísmo en la serie "Vientos de Agua"